Señores que ponen en juego su descendencia para cruzar una calle

Como si se tratase de un grupo de Facebook, pero es una realidad la imprudencia o temeridad que algunas personas cometen en ciudad, llegando a situaciones que pueden llegar a ser absurdas y seguro que todos vimos alguna vez.

Esperando para cruzar con el coche de bebé fuera de la acera

Es muy habitual conducir por una calle estrecha dentro de una ciudad y esperando para pasar una madre o un padre con la silla invadiendo la calzada mientras que éstos esperan a que el semáforo cambie a verde o no pase ningún coche (si se trata de un lugar por donde no se debe cruzar). El conductor, por su parte, se ve obligado a esquivar el obstáculo como si de una furgoneta aparcada al margen se tratase. Está claro quien se lleva la peor parte en caso de accidente, pero lo más importante es que todos pierden.

Imponiendo la prioridad mediante su hijo

Éste es otro caso bastante común en pasos de peatones donde, evidentemente, la prioridad es del viandante. La persona adulta se lanza a pasar aun viniendo coches (es recurrente), pero con la silla o cochecito por delante, lo cual lo hace más peligroso; demostrando no tener ningún temor a un fatal desenlace.

Paseando por la calzada con la silla

Tan molesto como peligroso y, lo que es peor, la inmensa mayoría de las veces es evitable. Suele ocurrir que nos encontremos paseando por la calzada una persona empujando una silla o cochecito a pesar del tráfico rodado, pudiendo utilizar la acera. También se repite para cambiar al margen contrario de la calle.

Introduciendo o extrayendo la silla o el bebe en el coche por el lado del tráfico

Ésta es una de las situaciones más peligrosas y que más accidentes ha provocado. Personas que no piensan por qué lado deben introducir el material en su propio coche. Así, en ocasiones lo hacen por la izquierda, poniendo la silla instalada para viajar en el mismo margen y al hacer la carga/descarga por esa parte del vehículo, junto con el tráfico de la calzada, se convierte en una práctica peligrosa.

Lo peor de estas situaciones es que ocurren de verdad y todos deberíamos poner de nuestra parte para evitarlas.

Un pensamiento en “Señores que ponen en juego su descendencia para cruzar una calle

  1. Yo como peatón lo que comentas de imponer la prioridad es lo que más he visto, personas que están esperando en un paso de cebra sin semáforo y se lanzan, porque tienen prioridad, y tienen razón, pero yo creo que ante todo está el sentido común, tú vida vale más que el lanzarte para que te respeten, y más cuando llevas un niño.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s