Toyota Celica GT-Four ST165

Suponemos que leyendo el modelo completo del coche os entren algunas dudas sobre qué versión es, pero viendo la foto seguro que se os despejan por completo.

¿Qué decir del coche? Se fabricó desde 1988 hasta 1991 y, quizás, lo que más desconozcamos sean sus especificaciones técnicas. Con un motor Toyota modelo 3S-GTE Turbo de dos litros, cuatro cilindros DOHC y 16 válvulas;  rendía 265 Cv a 6.000 rpm. y tenía un par de 380 Nm a 4.400 rpm. Contaba con transmisión de 6 velocidades, pesaba 1.100 Kg. y tenía un depósito de 100 litros. Por supuesto, disponía de tracción integral.

En 1988 se retrasó la homologación del coche e hizo su debut en la quinta etapa del año, en el Rally de Córcega. Debido a problemas técnicos, no pudo hacer gran cosa, pero el equipo se puso manos a la obra y consiguió que al año siguiente se convirtiese en un aspirante al título. Carlos Sainz demostró lo que podía hacer en el rally de los 1.000 lagos en 1989. En ese mismo año, el finlandés Juha Kankkunen consiguió la primera victoria en el Rally de Australia. Más tarde, en 1990, Carlos Sainz lograría su primer campeonato mundial de rallies; tras conseguir un segundo puesto en Monte Carlo, se afianzó con la victoria en el Ralli Safari, Acrópolis, Nueva Zelanda, 1.000 lagos y en el Rally RAC. Se consigue así que éste sea el primer Toyota el ganar dicho evento y que la casa japonesa sea la subcampeona del mundo de fabricantes de ese año.

En 1991, el ST165 estaba en su punto álgido, ganando en Portugal, Córcega, Nueva Zelanda y Argentina. Pero no le acompañó la suerte y Carlos Sainz tuvo que retirarse en dos rallies seguidos (1.000 lagos y Australia). El piloto español volvería a conseguir ser campeón del mundo sólo una vez más, en 1992; esta vez con el Toyota Celica Turbo 4WD. Tras estas victorias, Toyota se impuso como rival a batir en el grupo A del WRC; aunque nunca logró el primer puesto en el campeonato de fabricantes.

Otra gesta que conseguiría este clásico es la victoria (además del tercer y cuarto puesto), en 1990, del Rally Safari; esta vez pilotado por Bjorn Waldegard; quién conseguiría su cuarta título en dicho rally. Lo logró tras haber recorrido 4.181 Km. y haber distanciado a su rival más cercano en 38 minutos. Indicar que esta prueba la comenzaron 58 vehículos y tan sólo la finalizaron 10; debido a las condiciones extremas con lluvias torrenciales que se produjeron día tras día de competición.

Para acabar, os dejo un vídeo de Carlos Sainz en el Rally de Australia 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s