Coches y futbolistas

Desgraciadamente, esta combinación conlleva, últimamente, un final trágico para el automóvil.

El caso más reciente es el del futbolista del Real Madrid, Karim Benzema. El 29 de noviembre estrelló su Audi Q7 (regalado por dicha casa de automóviles) cuando regresaba a su casa tras jugar el F.C. Barcelona – R. Madrid. Al parecer, en la urbanización donde reside no se puede exceder el límite de 30 Km/h., y según cuentan los medios, Ari Vatanen Benzema iba a 100. El accidente se produjo al salirse de la calzada y chocar contra una valla. El coste de la reparación, según se comenta por la red, rondará los 20.000 €; un buen pico para una persona de a pie.

Unos días después, el jugador se fue a Isla Reunión a destrozar otro de sus coches pasar sus vacaciones.

Existen dos versiones. Después de una típica fiesta discotequetera de futbolista, regresaba al hotel junto a sus amigos. La primera versión dice que conducía un Porsche Carrera y sus amigos iban detrás en un Lamborghini Gallardo. Al pasarse la entrada del hotel, Benzema frenó en seco, lo que hizo que el Gallardo tuviese que realizar una maniobra brusca y se estrellase. La otra, según cuentan los clientes de la discoteca, fue que tanto el futbolista como su amigo el rapero Rohff viajaban en el Lamborghini, conduciéndolo éste último.

Total, que en un par de accidentes estrelló un coche que rondará los 100.000 € y en el otro un Lamborghini de más de 190.000 €.

Otro accidente que la mayoría de los aficionados a los coches tenemos en la retina fue el de Cristiano Ronaldo cuando jugaba en Manchester. Convirtió un Ferrari 599 GTB en un amasijo de hierros al cocharse en el interior de un túnel. Todo esto visto en primera fila por su amigo Van der Sar, que iba detrás en un Bentley Continental GT. El precio del ferrari es de 246.200 €.

Para más inri, hace unos meses, Ronaldo coincidió con Luca di Montezemolo, presidente del grupo Fiat, quién le invitó a pasarse por Fiorano para probar el nuevo 458 Italia. Como apunte gracioso,  en Internet se puede apostar cuándo será el primer accidente del último modelo de la casa de deportivos italianos (quede claro que la mayoría de apostantes esperan que Ronaldo tenga el suyo para arriesgarse).

Otros casos, aunque no se trate de accidentes, conviene comentarlos. Parte de la plantilla del Valencia C. F. y de otros clubes compraban sus coches a un conocido llamado Pepe “El Gordo“, quien conseguía los automóviles bien equipados y sin tener lista de espera. Debido a esto, varios futbolistas habían visto falsificada su firma y han tenido que pagar con sus propios coches o terrenos las deudas. No creo que este desembolso les suponga mucho, ya que el jugador valencianista Joaquín arrancó de una patada el espejo retrovisor de su Ferrari (el mismo que estrelló Ronaldo) porque no arrancaba. Pero por si acaso, para que no se pongan tristes, Mercedes-Benz ha puesto a disposición del equipo 22 automóviles (contando cuatro vehículos industriales, dos Smart y el resto turismos y todo caminos) para que se desplacen a la ciudad deportiva de Paterna donde, además, la casa alemana ha señalizado un parking exclusivo para estas unidades.

Así que todos aquellos que no seamos futbolistas y nos apasionen los coches (o no), nos hemos confundido de profesión.

Un pensamiento en “Coches y futbolistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s