Consejos para la conducción sobre hielo y nieve: antes de salir a la carretera

Carretera nevada

En vista del temporal que se nos viene encima y de la dureza del invierno, resulta conveniente recordar las cosas que debemos y no debemos hacer y las precauciones que debemos tomar. Aquí exponemos una lista de las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de salir al asfalto estos días. Estos son algunas de las medidas que debemos tomar antes de salir a la carretera.

  1. Lo primero de todo es la información. Debemos saber las previsiones del tiempo y el estado de las carreteras por las que vayamos a circular. Valorar la urgencia del desplazamiento que pensamos realizar y los riesgos de acuerdo con las predicciones oficiales, aunque muchas veces es inevitable porque tenemos que salir a ganarnos el pan. Si la temperatura es menor de 3º, estamos en el umbral de la helada y pueden aparecer placas de hielo o nieve.
  2. Es importante llevar los neumáticos en perfecto estado y con la presión necesaria. Hay que tener en cuenta que es recomendable llevar en estas épocas del año las cadenas, aunque es comprensible no realizar ese gasto cuando la posibilidad de nevada al año es muy baja. Las cadenas solo son necesarias en caso de nieve, pero el hielo puede aparecer constantemente durante todo el invierno. Indispensable saber montarlas de antemano, si no lo único que tienes es un metal inútil (aquí tenemos un vídeo de como hacerlo). Si equipamos el vehículo con neumáticos de invierno, debemos montarlos un mes antes de que caigan las primeras nevadas, porque sus laminillas se afilan al rodar por el asfalto, con lo que el agarre es mayor.
  3. Evitemos el calzado que impida un buen tacto sobre los pedales y no conviene abusar de la calefacción del coche. El exceso de calor puede producir somnolencia. En caso de llevarla encendida debemos bajas un poco la ventanilla, aunque sea lo mínimo posible. Debemos evitar empañamiento, una buena solución es orientar la salida del aire hacia el parabrisas ya que el interior también se calienta.
  4. Si nuestro coche está aparcado y queda bajo una capa de nieve, no debemos quitarla hasta el momento de moverlo. Esa capa es el mejor aislante frente a temperaturas aún más frías.
  5. En caso de nevada extrema, podemos levantar la antena al máximo y atarle algo vistoso para facilitar la localización del vehículo (abstenerse de hacerlo si el coche tiene antena eléctrica telescópica).

Y, por supuesto, llevar con nosotros el equipamiento adecuado en caso de emergencia:

  • Depósito lleno de combustible, repostar con frecuencia. Dará estabilidad al coche aparte de autonomía para la calefacción.
  • Teléfono móvil y cargador.
  • Líquidos y alimentos.
  • Calzado y ropa adecuada para nieve o hielo.
  • Equipamiento general (chalecos, triángulos…).
  • Revisar los anticongelantes o refrigerantes de los depósitos con líquidos.
  • Verificar que las escobillas de los limpiaparabrisas funcionan correctamente.



Consejos para la conducción sobre hielo y nieve: en la carretera

Técnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s