De concesionarios (I)

Aprovechando el parón laboral debido a las fiestas de navidad, nos hemos ido a visitar varios concesionarios para informaros de cómo atienden sus comerciales, variedad de modelos expuestos, algún precio y demás cosas. Antes de empezar, indicar que siempre hemos preguntado por las versiones más potentes (por el dicho de: ya que vas, pregunta por la bestia).

El primero al que hemos ido fue un céntrico concesionario Ford. Eran las 17:45 de un lunes y no había nadie. Tras unos segundos, un empleado nos saludó y preguntó en qué estábamos interesados. Le respondimos que en un Focus; así que avisó a un compañero y se fue al taller. Tras un minuto, se presentó otro comercial y volvimos a decir que queríamos información sobre un dicho modelo. Sin preguntarnos ni versión, ni modelo, ni nada, nos señaló el Focus más próximo. Le dijimos que sí, que era un Focus, pero a nosotros nos interesaba la versión más radical, el RS. Al instante nos dijo que le acompañásemos al despacho.

Una vez allí, nos enseñó un catálogo del modelo en general y nos dijo que no había prácticamente nada de información del modelo que estábamos solicitando (este modelo se vende desde cerca de julio del 2009); es más, en este local nunca han vendido un Focus RS, tan sólo una unidad del ST (de 225 Cv). Hay que decir que el Ford Focus cuenta con un motor 2.5 de 5 cilindros en línea con turbo compresor e intercooler y que rinde 305 Cv. En las, aproximadamente, 50 hojas del catálogo que nos mostró, tan sólo había una foto del modelo RS; sólo una foto, nada más acerca de él. Mientras lo ojeábamos, el comercial lo iba configurando en su ordenador. Tras pedirnos nombre, localidad y un número de teléfono, la primera pregunta que nos hizo fue que si lo queríamos en 5 puertas (esta versión en concreto sólo la hay en 3). Le dijimos que creíamos que no había esa opción y al momento rectificó. Una vez pasado el susto, preguntó por el color. En ningún momento nos informó de la diferencia de precio de un color respecto a otro (el blanco cuesta 140 €, el azul racing metalizado 325 € y el verde eléctrico ultimate metalizado 1.200 €). Elegimos el azul racing. El siguiente paso fueron las opciones. Como no tiene muchas, no hubo mucho que pensar para decidirse y el empleado nos ayudó a elegir sólo las realmente necesarias.

La lista completa de opciones es la siguiente:
– Paquete SONY MP3 + Bluetooth V2C + USB  150,00 €
– NAV 7″ + Bluetooth V2C + USB + Cámara Trasera  2.100,00 €
– Sensor de Distancia de Aparcamiento Trasero  175,00 €
– Alarma + Doble Cierre  285,00 €
– Tuercas Antirrobo  25,00 €

De todas ellas sólo pusimos:
– Paquete SONY MP3 + Bluetooth V2C + USB.
– Sensor de Distancia de Aparcamiento Trasero (según nos dijo la visibilidad trasera no es muy buena).
– Tuercas Antirrobo (nos informó de que si decidíamos ponerlas dentro de un tiempo nos saldrían por casi el doble).

La opción de “Alarma + Doble Cierre” nos recomendó no ponerla porque el coche ya trae de serie inmovilizado antirrobo.

Fue en este momento cuando decidimos hacerle las típicas preguntas. La primera fue la del consumo real del vehículo. Nos dijo que a los 9,4 litros que homologa en consumo mixto habría que sumarle 1,5/2 litros más. Luego le preguntamos si transmitiría bien los 305 Cv. al eje delantero. Respondió que eso dependía del conductor (sin más). Por último, nos contestó un “sí” rápido y seco a la pregunta de si llevaba diferencial autoblocante. Basándonos en las dos últimas respuestas, decidimos no hacerle más preguntas.

El coche ya estaba configurado y sólo quedaba saber su precio final. Incluyendo IVA, impuesto de matriculación y transporte, costaba 36.079,99 €. Éste concesionario en concreto nos lo dejaba en 33.800 € con la posibilidad de entregar un coche y, una vez tasado, restar al precio final del Focus lo que nos diesen por nuestro antiguo coche. Tras darnos la mano, dejamos el catálogo allí (ya que no traía información de la versión que nos interesaba) y recogimos los 2 folios que nos entregó: uno con el presupuesto y otro con sólo estas espeficiaciones:
– 2.552 cm3.
– 225 g/Km de CO2.
– 5 cilindros / 20 válvulas.
– 13,4 / 7 / 9,4 l/100 Km. (urbano/extraurbano/mixto).
– 350 Cv.
– 236 Km/h. de velocidad máxima.
– 5,9 segundos de 0 a 100 Km/h.
– Maletero: 385 l.
– Longitud: 4,402 m.
– Depósito: 62 l.

Así que, con un agridulce sabor de boca y sin habernos siquiera sentado en un Focus de los que había en exposición, nos fuimos a otro concesionario.

De concesionarios (II)

De concesionarios (III)

De concesionarios (IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s