De concesionarios (III)

Esta vez nos fuimos a Mazda. El objetivo era el MX-5, el roadster por excelencia de la marca japonesa. Se comenzó a fabricar en 1989, pero su diseño atemporal y la combinación de tracción trasera con reparto  de peso entre ejes de 50% en cada uno, hacen que perdure con el paso de los años con modificaciones mínimas. Personalmente, me parece un coche muy interesante y una opción de compra clara.

Al entrar en el concesionario, vimos al fondo una unidad. El concesionario, al no ser muy grande, no tenía demasiados modelos expuestos, pero sí el que buscábamos. Pronto llegó un comercial a atendernos, le pregunte sobre información por alto del coche y nos dijo que el de la exposición era la versión anterior porque no les quedaban ninguno del modelo lanzado del 2009 y había varios compradores en lista de espera.

Tras pasar al despacho, preguntó si lo quería con techo duro o capota de lona, elegí el primero. Está disponible con dos motores (1.8 125cv y 2.0 160cv), le pregunte por los dos y el comercial me respondio que la diferencia de consumo es mínima: 7 y 7,6 litros a los 100Km. de media respectivamente. Esas cifras son los datos oficiales de la marca y no nos dijo si los consumos son reales, aunque asumo el fallo de no preguntárselo.

Preguntando sobre opciones, nos dijo que salvo detalles estéticos, no existen opciones de equipamiento para el coche, ya que la marca quiere que el equipamiento sea cerrado para abaratar costes de transporte y stock (aplicando la técnica del Just In Time). El problema está en la diferencia de precios y equipo. El precio del 1.8 125cv de techo duro y pintura metalizada que nos ofreció es de 24.300, mientras que el 2.0 sube a los 31.400€, mas de 7.000€ de diferencia entre ambas. Respecto a precios oficiales, el descuento es de 1.500 y casi 2.000 euros respectivamente (sin entregar coche viejo).

El equipamiento del 1.8 (Active+) es bastante completo. Incluye: control de tracción y estabilidad, antibloqueo y distribución de frenada (ABS + EBD), airbags frontales y laterales, climatizador automático, asientos deportivos, neumáticos 205/50 con llanta de 16 pulgadas, equipo de audio Radio CD y MP3 con seis altavoces, etc. EL 2.0 (Sportive) añade a lo anterior: diferencial autoblocante, faros de xenón con lavafaros, luces antiniebla, asientos de cuero calefactados, pedalier en aluminio, neumáticos 205/45 con llanta de 17 pulgadas, equipo de sonido Bose con seis altavoces, amplificador digital cargador de 6 CD y adaptador iPod y algunos cromados y detalles estéticos más que la otra versión.

Después de dar la información nos dijo que podíamos ver el coche lo que quisiéramos y montar en él. Es de agradecer que no nos aburrió pidiendo datos personales, la información necesaria y no hace falta más.

MX-5De concesionarios (I)

De concesionarios (II)

De concesionarios (IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s