Audi R8 vs. Porsche 911

Audi vs Porsche

Tras varias comparativas, absurdas conclusiones y desiguales pruebas entre estos dos coches, hemos decidido ponerle punto y final al debate. Porque lo sabemos. Sabemos que no es fácil hacer un superdeportivo y que, a las primeras de cambio, sea una referencia. Pero también somos conscientes de que, aunque les haya salido bien a los de Audi, el terreno donde debe competir el R8 no es tan duro como el asfalto para el que se hizo. Son tierras fangosas. Pantanosas. Lugares donde no ves el fondo. Sitios donde crees que pisas firme, pero en realidad lo que acabas de tocar tiene vida. No es inerte. Y se llama 911.

Para empezar, poca gente habrá que no conozca un 911. Una leyenda del automovilismo. El primer 911 data del año 1964. Si ponemos uno de ese año al lado del modelo del 2010, encontraremos pocas diferencias estéticas. No es que descuiden este aspecto. Ni mucho menos. Es que ya entonces contaba con una aeródinámica adelantada muchos años a su tiempo. Como anécdota, el prototipo se llamó 901. Pero Peugeot demandó a Porsche, quién le cambió la denominación por 911.

Sobre el R8 de Audi no vamos a mentir. Buena línea, aspecto destacable y fantásticos motores. Además, es más sencillo de conducir que el Porsche. Buen reparto de pesos y motor central. El problema viene cuando los enfrentamos cara a cara. La mayoría de las comparativas son entre en R8 4.2 FSI quattro (420 Cv.) y el 911 Carrera S (385 Cv.). El primero tiene tracción total y el segundo trasera. En una carrera el línea recta de 800 m. gana el 911. El todoatrás por excelencia vence a su rival porque tracciona mucho mejor. Si el reto es una vuelta entera al circuito, el R8 gana. Bien. ¿Qué nos quieren decir con eso? ¿Es mejor coche? Entre ambos hay una diferencia de 35 Cv. Lógico que gane; sin embargo, las diferencias son muy pequeñas. Pero no contentos con ello, recuerdan que hay una versión de R8 con motor 5.2 FSI V10 quattro (525 Cv.). De lo que no hacen memoria es de que Porsche tiene más versiones del 911.

Antes de comparar el R8 de 5.2 litros, veamos otra comparativa: Audi R8 R Tronic y Porsche 911 Carrera 4S PDK. Aquí ya se “igualan” un poco más las cosas. Es la misma batalla que antes pero con un 911 de tracción a las cuatro ruedas. Éstos son algunos datos (en frenada, ambos llevan los frenos de serie):

  Audi R8 4.2 FSI Quattro R tronic Porsche 911 Carrera 4S Coupé PDK
Acel. 0-100 km/h (s) 4,84 4,49
Recu. 60-120 km/h (s) en 3ª 4,28 3,91
Recu. 80-120 km/h (s) en 4ª y 5ª 3,18/3,18 2,8/2,8
Frenada 60/80/100/120/140 km/h (m) 12,7/22,8/37,1/57/71,6 12,5/21,8/34,4/50,6/67,6
Consumo Carretera/Autopista/Ciudad 9,8/11,0/19,5 l/100 Km. 9,2/10,0/14,9 l/100 Km.
Maletero 125 l. 135 l.
Peso 1.645 Kg. 1.588 Kg.
Reparto peso del./tras. 43,59 %/56,41 % 39,48 %/60,52 %

No creo que haya nada más que decir. Tan sólo queda definir un rival para el todopoderoso 5.2 FSI V10 quattro (525 Cv.). ¿Qué tal el nuevo 911 Turbo de 500 Cv.? ¿Un GT3 de de 435 Cv. pero más ligero que el Turbo? ¿Tal vez un GT3 RS (450 Cv. y menos peso aún que el GT3)? ¿O el GT2 todavía del modelo anterior pero con 530 Cv.? Vamos, que viendo la exhibición de versiones del 911, los de Stturgart pueden estar muy, pero que muy relajados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s