ABS

ABS

El ABS (Anti-Lock Brake System o sistema antibloqueo de frenos) es la madre de la electrónica en lo que a seguridad activa se refiere. Es la base por la cual se desarrollaron la mayoría de ayudas a la conducción que tenemos hoy en día. En este momento lo incorporan el 75% de lo vehículos que se fabrican en el mundo y es obligatorio en la Unión Europea.

Como casi todo en los avances de la automoción, fue ideado en Alemania, patentado por Bosch en 1936. Pero no estaba destinado a los coches, sino a camiones, trenes y aviones; para minimizar los riesgos en la frenada. Pero la ingeniería del momento lo hacía inviable hasta los años 70 por la imposibilidad de realizar tantos cálculos en tan poco tiempo. Se empezó a trabajar en serio en él en 1964 y, tras una primera generación demasiado grande e inestable, se incorporó a coches de calle en 1978; en este caso como opción en el coche de serie tecnológicamente más avanzado en cada momento, hablamos, como no, del Mercedes-Benz Clase S. En cuanto a la nomenclatura no hay discrepancias, todos los fabricantes aceptaron llamarlo ABS.

Lo que hace es evitar el bloqueo de las ruedas al frenar, como su nombre indica. Un sensor de revoluciones, instalado en cada rueda, detecta en cada instante de la frenada si una rueda está a punto de bloquearse. En caso de que se vaya a producir, envía una orden que reduce la presión de frenado sobre esa rueda y evita el bloqueo. En el caso de que el sistema intervenga, el procedimiento se repite de forma muy rápida, unas 50 a 100 veces por segundo, lo que se traduce en que el conductor percibe una vibración en el pedal del freno.

El ABS minimiza la posibilidad de pérdida de control en frenadas extremas y es indispensable en situaciones de hielo, agua o pavimento deslizante; así como en nieve o en gravilla evitando que las ruedas se hundan y consiguiendo reducir la distancia de frenado.


Técnica

Un pensamiento en “ABS

  1. Lo que me parece increíble es que antes se viera todo esto como un lujo y ahora lo tengamos que considerar obligatorio en Europa. ¿Es que antes no había conciencia en seguridad vial? Lo mismo pasa con el cinturón de seguridad, que hasta hace poco no se le daba la importancia que tiene en salvar vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s