Guía para comprar un coche de segunda mano (I)

Salón VO

Adquirir un vehículo de ocasión (VO) puede representar, en función del estado real del vehículo, un riesgo personal y una inversión nefasta. Pero que esta introducción tan pesimista no os eche atrás. Aquí os damos unos consejos útiles a la hora de realizar esa compra en esta pequeña guía.

Elección

Como ya damos por hecho que estás dispuesto  a comprar un VO, llega el momento de realizar unas preguntas: ¿Qué buscas? ¿Cuánto espacio necesitas? ¿Cuántos kilómetros harás al año? ¿Cuánto tiempo piensas tener el coche? ¿Presupuesto?

Empecemos por la primera. Tienes que plantearte si buscas un coche para ir todos los días al trabajo o si es para uso recreativo. Si es tu primer coche o si es para salir del paso. Si es sólo para ir a trabajar o como primer coche, no debes caer en el error de comprar un coche pequeño con cierta antigüedad pensando en consumos y aparcamiento. Sobre los utilitarios, tienen más fama de duraderos y asequibles los modelos franceses. Aunque los estándares de calidad han mejorado mucho en los últimos años, no hace tanto eran poco más que cuatro ruedas y una carrocería de papel.

Saber cuanto espacio necesitas implica el tamaño del coche. Si es para una familia buscarás un sedán, una ranchera, un monovolumen o un hatchback. Es curioso, pero en el mercado de ocasión proliferan los coches familiares y su demanda es bastante buena, según aseguran los profesionales del sector.

Los kilómetros anuales inclinan la balanza hacia el lado del diésel o gasolina. Si la cantidad es grande, iríamos hacia el diésel; aunque sobre este asunto habría que hacer algunos matices: En coches de ocasión, la mayoría de veces interesa más el gasolina, sobretodo cuantos más años tengan. Bien es cierto que duran más kilómetros los diésel, pero las reparaciones son más costosas debido a un motor más complejo; sin embargo, cambiar un motor de gasolina es relativamente barato y, por ejemplo, un simple motor 1.6 es muy fácil de arreglar (lo arregla hasta McGyver con una horquilla y un chicle). Lo ideal en este caso es que no supere los 100.000 Km.

La siguiente pregunta se refiere a si el coche es para que dure X años. Muchas veces pensamos: este que me tire un par de años y luego me compro otro; pero siempre se le habrá que añadir algún año más.

Dejamos para el final la cuestión más importante: ¿Cuánto te vas a gastar? Debes marcarte un límite presupuestario y, en algunas ocasiones, ser algo flexible. Pero también hay que pensar en qué momento puede compensar más comprar un coche nuevo pequeño antes de uno usado grande.

Documentación sobre el coche

Se habla mucho de la seguridad de los coches de segunda mano, si sus sistemas de seguridad pasiva no funcionan correctamente o su electrónica falla. De cualquier manera, busca en las pruebas de choque EuroNCAP los resultados del coche que tienes en mente.

También puedes ver pruebas sobre el coche realizadas en revistas, en ediciones digitales de las mismas o en otras webs de motor, léase Doble Embrague (aunque seamos unos bebés en esto). Puedes encontrar pruebas de vehículos desde principios de la década anterior en webs como: AutopistaMotorpasiónkm77.com, Supermotor.com, RadioMotorOnline.com, Autocity y muchas más. A las cifras aportadas habrá que aumentar algo el consumo de combustible y tener en cuenta la pérdida de potencia del motor con los años.

Ver como cotiza el coche en el mercado de ocasión y entrar en páginas de tasación, como el apartado de coches.net o en autocasion.com. Ten en cuenta que el valor de la tasación hace referencia a la venta del coche usado, no a su compra. Pero su valor en el mercado te orientará para no pagar más de lo razonable.

Otra cosa que también hay que pensar, aunque parezca una tontería, es ¿cuántos modelos antiguos ves del coche que piensas por la calle? Y eso es algo en lo que hay que fijarse, hasta cuando vas a comprar un coche nuevo. Hay marcas que envejecen muy mal, como ejemplos están Audi, las marcas del grupo Fiat (hablamos de las generalistas) o las coreanas. Sin embargo, modelos tan antiguos como el Renault 19 o el Citroën Xantia se ven a patadas.

Por último, y más importante, escuchar a los propietarios. Las opiniones sobre los coches, así como las reviews, nos harán conocer mucho más el modelo y saber que fallos suele ocasionar con el tiempo. Ejemplos de páginas de opiniones: Ciao y Dooyoo. Una buena web para consultar problemas del coche en español es Todoexpertos.

Guía para comprar un coche de segunda mano (II)
Guía para comprar un coche de segunda mano (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s