Gancho de remolque: ese incómodo amigo

Gancho de remolque

El gancho es un utensilio indispensable si sueles usar un remolque, obviamente. De lo que queremos hablar es de la cantidad exagerada de ellos instalados en coches que no remolcaron nada en su vida, ni lo harán. Si nos fijamos, la gran mayoría de esos vehículos son todocaminos, familiares o monovolúmenes (a mi ya me resulta raro ver uno de estos tres sin él montado).

Un concesionario, por norma general, cobra entre 200 y 300 euros por instalarlo. ¿Una compra necesaria? Por supuesto que no. Pero claro, si nos dedicamos a aparcar de oído como hace tanta gente… No vayamos a estropear la impecable defensa del flamante todocamino.

Es muy doloroso cuando vas a aparcar y te encuentras, en un sitio justísimo (porque claro, hay que dejar un margen de 3 metros por delante para salir), un Rodius con sensor de parking y el gancho (y ya que lo montas, fórralo un poco). La gracia está en volver a por tu coche y ves el sitio de delante vacío y tu defensa hundida.

Corolario: si quieres ahorrar dinero al resto de conductores y a ti mismo, aprende a aparcar.

Un pensamiento en “Gancho de remolque: ese incómodo amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s