Salón del Automóvil de Ginebra: los superdeportivos

Continental Supersports

Aunque estemos en un periodo de crisis, hay segmentos en los ésta no existe. Aunque en Ginebra no se presentaran demasiados superdeportivos reales, es decir, que no sean concept car, lo poco que hay es bastante bueno.

Bentley Continental Supersports Convertible

Bentley ha presentado el modelo más potente de su Continental en su versión descapotable. Lleva un motor 6.0 W12, de origen Volkswagen, capaz de desarrollar 630 cv y un par motor de 815 Nm. Además, este motor es capaz de funcionar con Bioetanol E85, con las ventajas (o desventajas por la deforestación) que este combustible tiene. Incorporarle este motor no supuso aumento de peso, al contrario, ya que se las apañaron los ingenieros (¿británicos o alemanes?) para rebajarle 90 Kg con respecto a otras versiones cabrio; para ello han recurrido a los frenos cerámicos, llantas más ligeras o aumentar el uso de la fibra de carbono. Su peso final es de 2.395 Kg.

En el capítulo de prestaciones, alcanza los 100 Km/h en 4,5 segundos y las 100 millas (160 Km/h) en tan solo 9,5 segundos. Su velocidad máxima es nada menos que 325 Km/h.

Mercedes-Benz SLS AMG

SLS AMG

Se presenta en sociedad, aunque ya esté a la venta, el gran lanzamiento de la marca alemana en las últimas décadas. Ocupando el lugar del SLR-McLaren, el SLS es un remake del SL 300 de 1952, también conocido como alas de gaviota, evidentemente por la forma de apertura de sus puertas.

Para propulsarlo, AMG ha optado por la versión mejorada del motor que usan, por ejemplo, el SL 63 AMG o el CL 63 AMG. Aunque lleve esa cifra en su nombre, en realidad es un 6.2 que rinde 571 cv y está autolimitado a 317 Km/h, esto es por coincidir con la velocidad en millas del número de su versión, W197.

Con su estilo retro, pero elegante, la sobriedad y su motor; se convierte en uno de los mejores superdeportivos del mercado.

Porsche 911 Turbo S

911 Turbo S

Porsche ha dado otra vuelta de tuerca a su modelo más emblemático, el 911, y ha mejorado su versión Turbo añadiéndole una S. Pero no se trata sólo de una letra, al motor bóxer de seis cilindros y 3,8 litros de cubicaje, le han sumado no uno, sino dos turbos; ahora llega a desarrollar 530 cv con un par de 570 Nm.

Es de tracción total, como la versión Turbo, y también incorpora caja de cambios automática PDK de Doble Embrague, quizá el mejor cambio del mercado. Con todo esto, consigue unas prestaciones de infarto: de 0 a 100 en… ¡3,3 segundos! A 200 en 10,8 y alcanza los 315 Km/h de velocidad máxima. Y además, sólo consume 11,4 litros de media a los 100 kilómetros. Una auténtica bomba.

Salón del Automóvil de Ginebra: los utilitarios
Salón del Automóvil de Ginebra: los compactos
Salón del Automóvil de Ginebra: las berlinas
Salón del Automóvil de Ginebra: los deportivos
Salón del Automóvil de Ginebra: las berlinas de lujo
Salón del Automóvil de Ginebra: los híbridos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s