Asegurar el coche

Parte amistoso

A la hora de escoger qué modalidad de seguro nos interesa más, debemos tener en cuenta que clase de cobertura nos interesa más. El seguro es costoso, a veces hasta abusivo, pero la ley, con multa de 1.500 euros por circular sin él, y la responsabilidad de cada conductor con el resto del mundo, hace que sea obligatorio. A continuación vamos a hablar de tipos y coberturas.

Obligatorio

El seguro obligatorio (a terceros) cubre los daños corporales producidos a terceras personas; las indemnizaciones son limitadas (336.566,78 euros) y también cubren los daños materiales a terceros (96.161,94 euros). Las cantidades que dan no son límites mínimos, sino una garantía que deben cubrir todas las compañías.

Todos riesgo

El seguro de Responsabilidad Civil Voluntaria o complementario (a todo riesgo) permite acordar, entre el tomador de la póliza y la entidad aseguradora, unas garantías ilimitadas. Evidentemente, el límite económico de estas coberturas condiciona el coste de la prima a pagar. A mayores garantías, más se encarecerá el seguro.

Recargos

Cada compañía aseguradora ofrece sus pólizas teniendo en cuenta los posibles riesgos y las cifras de siniestralidad. De esta forma, establecen una serie de recargos, sobre el precio establecido por la aseguradora como base, que afectan principalmente a los conductores jóvenes y a los coches más potentes. Los precios varían también por la zona geográfica.

Bonus y franquicias

Se puede reducir el precio del seguro acogiéndose a la fórmula bonus-malus (bonifica a los buenos conductores y penaliza a los malos) o a las franquicias, donde el asegurado paga una parte de los daños estipulados en el contrato.

Coberturas y exclusiones del seguro obligatorio

Cubre los siguientes daños causados a terceros:

  • Daños corporales, excepto cuando lo sean por culpa del perjudicado o por fuerza mayor extraña a la conducción o funcionamiento del vehículo (no se consideran como causa de fuerza mayor ni los defectos, ni la rotura o fallo de sus piezas o mecanismos).
  • Daños materiales, cuando el conductor identificado en la póliza resulte civilmente responsable.

Exclusiones del seguro obligatorio:

  • No cubre daños corporales o materiales producidos al tomador, propietario, asegurado o conductor del vehículo.
  • No cubre los daños producidos cuando el conductor se encuentre en estado de embriaguez o conduzca bajo los efectos de las drogas.
  • No cubre los daños que se produzcan a terceros en caso de que el vehículo haya sido robado, ni los daños a las personas que ocupen voluntariamente el vehículo robado.

Coberturas y exclusiones del seguro a todo riesgo

Cubre todos los daños ocurridos al propio vehículo, ya sea por incendio, robo, explosión o accidente.

3 pensamientos en “Asegurar el coche

  1. A mí lo que me parece injusto es la prima que te meten todas las compañías de seguros por tener menos de 26 años. Estoy de acuerdo que existe un alto índice de personas en esa franja de edad que son negligentes al volante, pero nunca me pareció bien el “café para todos”. No soy partidario del seguro obligatorio, es cierto que en caso de accidente las indemnizaciones están muy por encima de los recursos económicos de la mayoría de las familias, pero voy a poner un ejemplo: en España no es obligatorio tener asegurada las casas, y cualquiera por error en una cocina puede provocar un incendio. Estos seguros están tirados de precio comparados con los de los coches.

    Ya que es obligatorio, me parece que el Estado debería ser quien se encargara de tal cobertura, y luego ya cada uno, acorde a sus intereses, podría concertar con una empresa privada el aumento de dicha cobertura. Algo similar a las pensiones, que todo el mundo tiene derecho a percibir una ayuda pública y luego cada particular puede suscribir con una entidad financiera un seguro privado aparte del público.

  2. la verdad es que Diego tiene toda la razón. Mi coche tiene ya cuatro años, es de segunda mano, yo tengo ya cinco años de carné, ni un parte, y la aseguradora me cobra al año 700 euros por un todo riesgo… con franquicia de 200, que si no, se dispara a los 900 euros. Caro de narices si tengo en cuenta que el coche no tiene nada de nada de equipamiento -por tener no tiene ni ESP- y es un 1.3 Diesel de 75 caballos… vamos, una burrada de dinero por una tartanilla, pero así vamos

  3. El negocio que tienen montado las aseguradoras es vergonzoso. Ofrecen tantas ofertas en sus promociones, pero no eres nadie hasta los 30 años y no haber tenido un parte en tu vida.

    Focus 1.6 gasolina 100cv, en garaje vigilado, a terceros = 730€ ¬¬

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s