¿Reducción de coches oficiales como medida anticrisis? Spain is different

Coches oficiales

Inmersos en una de las mayores crisis conocidas, los gobiernos se deben ajustar el cinturón con el gasto público. Pero como los políticos viven en un mundo diferente al resto de los ciudadanos, si algo les toca directamente a ellos son reacios al cambio. En España se estima que hay alrededor de 30.000 coches oficiales, que es la misma cifra que en Estados Unidos, con la salvedad de que en España somos casi 47 millones de habitantes y allí superan los 300 millones. Recientemente apareció la noticia que el nuevo Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron, ha anunciado la supresión de coches oficiales para sus ministros, es decir, tendrán que buscarse la vida para viajar. En España se acaba de aprobar un gran recorte en gastos, pero de reducción de coches oficiales ni hablar. Para exponer un ejemplo de su coste vamos a tratar la zona de la información que manejamos.

Coches oficiales en el Principado de Asturias

A8El gasto anual en coches oficiales asciende a 250.000 euros. El Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, utiliza un Audi A8 3.7 V8 de la anterior generación, mientras que los Consejeros y Viceconsejeros se mueven en Audi A6 3.0 TDI. Estos coches (en total 18) están en régimen de renting y su coste acumulado (desde 2006) es de 1.036.000 euros.

La Junta General del Principado de Asturias adquirió en diciembre de 2003 cuatro Volkswagen Phaeton, en uno de los mayores despropósitos políticos en referencia a la automoción recordados por estas tierras, poniéndose de acuerdo por unanimidadPhaeton los tres partidos representados en el parlamento asturiano (PSOE, PP e IU) para presupuestar 300.000 euros en tan solo cuatro coches: uno para la Presidenta de la Junta y otro para cada uno de los tres grupos políticos. Podían haber adquirido, por ejemplo, Peugeot 407, Volkswagen Passat o Skoda Superb; pero se decantaron por el Phaeton, con motor 2.8 V6 y, por supuesto, con opciones añadidas como tapicería de cuero y GPS. Cada uno costó 66.648 euros. Por otro lado, la Junta también dispone desde 2008 de un Audi A6 3.0 TDI cuyo precio fue de 51.640 euros.

A6Los ayuntamientos tampoco se salvan. Exceptuando las ciudades más grandes, la mayoría sólo disponen de un coche oficial. En Oviedo, el Alcalde se mueve en un Audi A6 en régimen de renting, que en 2010 pasará a ser propiedad del Ayuntamiento; en total asciende a 143.881 euros (más del doble de su precio inicial). En Gijón, por su parte, tienen declarados dos vehículos, uno de ellos es un Audi A6 también, utilizado por la alcaldesa y cuyo valor de compra fue de 62.000 euros.

¿Por qué los políticos no renuncian a sus coches oficiales?

Es una respuesta que no encontramos, aunque podemos pensar que la comodidad personal se impone a la de los ciudadanos. Por otro lado, está demostrado que, de vez en cuando, se usan como coche particular; tenemos ejemplos como Francisco Villaverde (ex concejal del Ayuntamiento de Gijón y ex diputado de la Junta General del Principado de Asturias) que dio positivo en un control de alcoholemia mientras circulaba con el coche oficial, o Juan José Corrales (ex alcalde de Siero) que estrelló su coche oficial en Argüelles cuando volvía de fiesta a altas horas de la madrugada.

Vía: La Nueva España

4 pensamientos en “¿Reducción de coches oficiales como medida anticrisis? Spain is different

  1. Me has dejado de piedra; no soy capaz de escribir algo coherente porque estoy en medio de un secuestro emocional y no me apetece ponerme a insultar o soltar despropósitos.
    Lo más increíble es que pese a todo, sigamos votando.

  2. El artículo es verídico en los datos aunque no comparto la opinión de que los políticos vivan en un mundo diferente.

    Lamentablemente vivimos en un país con terrorismo, y los políticos necesitan contar (por desgracia) con una protección mayor que la del resto de ciudadanos, y parte de esa protección pasa por ofrecerlos coches adecuados (efectivamente, son caros, pero necesarios). La decisión que han adoptado en el Reino Unido es hipócrita, porque el retirarle a los ministros los coches oficiales requerirá un mayor gasto en seguridad. Yo sigo prefiriendo que nuestros ministros disfruten de sus coches oficiales antes de tener que gastar un dineral en guardaspaldas para que les escolten a cualquier sitio.

    Por citar un ejemplo: La Reina Sofía en una ocasión tuvo que desplarse desde Santander a Londres en un vuelo de Ryanair (http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/05/comunicacion/1244192876.html). Se dijo que como supuestamente esta compañía es una ‘low cost’, la Reina había viajado por 15 euros, pero claro, lo que nadie contaba era con la cantidad de escoltas que tenía que llevar en ese avión para que no le ocurriera nada.

    A lo que voy es que sí que necesitan coches oficiales ciertos políticos y personalidades del Estado, ya que el coste aunque nos pueda parecer desorbitado, reduce considerablemente los gastos para las arcas públicas.

    • Es obvio que algunos cargos deben tener coche oficial sí o sí, e incluso blindado. Lo que llama la atención es la cantidad de alcaldes de pueblos, concejales y otros cargos de administraciones locales o autonómicas tienen uno a su disposición cuando es perfectamente prescindible. 30.000 son demasiados coches.

      Un saludo!

  3. Estoy estupefacta, aunque ya me lo intuia; este pais no hay quien lo arregle; es vergonzoso lo que esta pasando con nuestros politicos, no me extraña que no se peleen por el poder, ya que muchas ventajas tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s