Audi R8 vs. Lamborghini Gallardo

Audi vs. Lamborghini

Aunque esto no es un enfrentamiento como tal, son dos hermanos de corazón; uno vestido con un traje italiano, el otro es un exponente de la vanguardista ingeniería alemana. Hablamos del Audi R8 5.2 FSI V10 quattro y del Lamborghini Gallardo LP560-4 Coupé. Ambos poseen un motor de 10 cilindros en V, 5204 centímetros cúbicos de cilindrada e inyección directa.

Como sabemos que tienen muchos puntos en común, habrá que saber dónde se encuentran las diferencias. Empezando por el exterior, el Gallado es 9 centímetros más corto, 3 más estrecho y casi un centímetro más bajo. Es un superdeportivo que, a simple vista, parece pequeño, pero está diseñado para comerse las curvas, mientras que el Audi es todo músculo, con un aspecto que recuerda ligeramente, salvando las distancias, al Bugatti Veyron.

En cuanto al motor, como hemos comentado, es el mismo bloque, pero en el caso del Gallardo esta algo hormonado, llega a rendir 560 cv, mientras que el R8 se queda en 525. También es un poco más rapido en aceleración el italiano (3,7 segundos por 3,9 del Audi) y tiene algo más de punta (325 Km/h el Lamborghini y 316 Km/h el R8). Curiosamente, según los datos oficiales, el consumo es exactamente el mismo, pero ya se sabe como es la homologación.

La mayor diferencia es el precio, 35.000 euros los separa, casi absurda hablando de estas cantidades. Con cambio manual, el R8 cuesta 159.480 euros e incorporando el R tronic, una transmisión automática que, según muchas pruebas, deja algo que desear, sube hasta los 167.600 euros. El Gallardo cuesta de base 194.687 euros y montando el cambio e-gear aumenta su precio a 205.147 euros. También hay otras ediciones, como el LP550-2 Valentino Balboni, menos potencia, pero aligerado para correr. Otra cosa es plantear si queremos ver los cuatro aros en el volante (no hay que olvidar que sigue siendo Audi, una marca premium, pero generalista) o si preferimos tener el escudo del toro rodeándonos.

Competencia

Metiéndonos en el mercado de los superdeportivos, antes estaba el Ferrari 430, que competía directamente en precio, pero ahora el 458 sube hasta los 216.631 euros. Otra opción es el Mercedes-Benz SLS AMG, un concepto parecido, que cuesta 201.000 euros o el Bentley Continental GT (197.694 euros), entre otros. Pero hay una sombra que lo persigue, que siempre está encima, que consigue unas prestaciones increibles con un consumo contenido y un precio competitivo, una sombra que viene de alemania, que tiene mercado para casi todo y que está al acecho…

Informaciones técnicas y precios: Km77.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s