Schumacher y el Maserati Quattroporte

Al hilo de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, esta es una pequeña anécdota que ocurrió en la ceremonia de 2007. Michael Schumacher fue galardonado en aquel año y acudió a Oviedo en una visita relámpago. El día de la gala, se presentó en el Hotel de la Reconquista con su muer, Corina, en el coche que la Fundación Príncipe de Asturias puso a su disposición; en lugar de un Audi A8, como a todos los galardonados, un espectacular Maserati Quattroporte (que costó lo suyo alquilarlo). Después de la ceremonia y tras la cena oficial en el hotel, se marchó en dirección al Aeropuerto de Asturias, pero le dijo al chófer “esta vez conduzco yo” (más o menos); se puso al volante del sedán de Maserati y recorrió los 52 kilómetros que separan el centro de Oviedo de Santiago del Monte. Michael Schumacher, genio y figura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s