Stefan Bellof, una eterna promesa que reventó Nürburgring-Nordschleife

Steffan Bellof (Giessen, Alemania, 20 de noviembre de 1957 – Spa Francorchamps, Bélgica, 1 de septiembre de 1985) fue un piloto alemán de varias especialidades, pero destacando principalmente en Fórmula Uno y en las carreras de resistencia. Era un piloto de gran talento y su ascenso meteórico le hacían entrar en las quinielas para batirse en los años siguientes con los Prost, Senna, Piquet, Mansell… Pero, desgraciadamente, perdió la vida en la mítica curva Eau Rouge del circuito belga Spa Francorchamps. Sin embargo, siempre tendrá un hueco en la historia, puesto que, hasta la fecha, ostenta el record de vuelta en el mítico circuito de Nürburgring-Nordschleife: 6:11,13.

Bellof empezó destacando en las categorías inforiores, ganando la Fórmula Ford alemana y dando muy buena imagen en el Campeonato de Fórmula 3. En 1983, mientras competía en la Fórmula 2, Porsche le ficha para el Campeonato del Mundo de Resistencia a los mandos de un 956 (como nos gustaban los coches patrocinados por Rothmans…). En aquel tiempo el viejo circuito de Nürburgring-Nordschleife era parte del calendario de ese campeonato y, el 28 de mayo de 1983, Stefan Bellof hizo historia al parar el crono en 6 minutos, 11 segundos, 13 centésimas; por supuesto le valió la pole position. Al día siguiente, en carrera, consiguió la vuelta rápida (6 minutos, 25 segundos, 91 centésimas), la cual es la mejor vuelta en carrera de la historia. Pero no pudo terminar la prueba por un accidente.

En 1984 debutó en la Fórmula Uno con el equipo Tyrrell, una escudería histórica (dos títulos de los tres de Jackie Stewart), pero de la zona media en aquel momento. Sin embargo sus actuaciones fueron brillantes en algunas ocasiones, pese a ser de los últimos en no usar motores turbo y su gran desventaja en cuanto a potencia. Aunque a final de año fueron descalificados de todas las carreras ambos coches del equipo por la utilización de lastres ilegales en el depósito de gasolina en el Gran Premio de Estados Unidos. Mientras tanto, seguía compitiendo con Porsche en el Campeonato del Mundo de Resistencia y se proclamó Campeón del Mundo con 6 victorias en 9 carreras.

En 1985 continuó su labor en ambos campeonatos. En la Fórmula Uno llegó a puntuar  con un sexto puerto en Portugal y cuarto en Estados Unidos (puntuaban los seis primeros); aún con motor atmosférico. A mitad de temporada Tyrrell dio el salto a los motores turbo de Renault, pero Bellof solamente puso disputar tres carreras. En los 1.000 kilómetros de Spa, a los mandos del Porsche 956, Bellof sufrió un accidente, con el ex-piloto de Fórmula Uno Jacky Ickx, que terminó con ambos coches en un amasijo de hierros en la subida del Raidillon. El alemán falleció una hora después en el centro médico del ciruito.

2 pensamientos en “Stefan Bellof, una eterna promesa que reventó Nürburgring-Nordschleife

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s