Carril de desaceleración

Este acceso se caracteriza, fundamentalmente, por dos cosas. La primera es porque una gran mayoría de los vehículos acceden a él sin intermitente y la segunda porque, aunque en número más reducido, algunos conductores apuran hasta el último metro para tomar la salida. No hay duda de que ambas características son nefastas para la seguridad de los demás automovilistas, sobre todo la segunda; ya que aumenta la posibilidad de que ocurra un accidente. Es por esto que en muchos vías de más de un carril para el mismo sentido, se ha pintado una línea continua para que los que circulen por la izquierda no pueda acceder al carril derecho hasta haber pasado la salida.

Sin embargo, también se puede ver otra acción bastante común. Se trata de comenzar a frenar antes de acceder a la salida. Recuerdo que esta maniobra venía explicada en el manual de conducción. Los carriles de deceleración son lo suficientemente largos (salvo alguna excepción) para poder detener nuestro vehículo antes de llegar al final de dicho carril. Normalmente, si se frena antes de entrar en él, es porque se va a más velocidad de la indicada. Así que, lo idóneo, además de no exceder la velocidad máxima determinada para la vía, hay que entrar en el carril lo antes posible (para esto último no hace falta invadir el arcén, que también es algo común).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s