Gran Premio de Francia 1979

  • Fecha: 1 de julio de 1979
  • Pole position: Jean-Pierre Jabouille, 1:07.19
  • Canal: RTL (alemán)

El Gran Premio de Francia de 1979, octava cita del campeonato de esa temporada y disputado en el circuito de Dijon-Prenois, sigue siendo recordado a día de hoy por dos hitos en la historia de este deporte: el primero porque fue el primer gran éxito del motor turbo en la Fórmula Uno y el segundo por la épica batalla en las vueltas finales entre Gilles Villeneuve (Ferrari) y René Arnoux (Renault).

Los motores turbo marcaron una época en la Fórmula Uno. Fueron introducidos por Renault en 1977, pero en las primeras temporadas sus resultados no fueron los esperados, siendo mucho más lentos e, incluso, en alguna ocasión, no conseguían clasificarse para competir los domingos; por ello a los Renault se les llamaban las teteras amarillas. Durante los siguientes años los resultados comenzaron a llegar, sorprendiendo a todos con la pole position de Jabouille en el Gran Premio de Sudáfrica de 1979, pero el primer gran éxito vino en la carrera de esta entrada, en Francia, ocupando los dos Renault la primera línea de parrilla (y un resultado que no vamos a destripar).

Las siguientes temporadas fueron la época dorada de los motores turboalimentados, cuando los atmosféricos V12 de 3.000 centímetros cúbicos se quedaron sin capacidad para poder competir con los nuevos V6 1.5 vitaminados. En 1988 se puso fin a una era de máquinas que llegaban a 1.300 cv, demasiado para la FIA, que los eliminó por su peligrosidad.

En cuanto al duelo Arnoux-Villeneuve, poco más se puede decir de estos dos pilotos. Villeneuve, en aquella temporada, era el escudero del sudáfricano Jody Scheckter, quien se llevaría el título de 1979, con doblete de los pilotos de Ferrari y también el Campeonato de escuderías para la marca del cavallino rampante con una gran superioridad sobre Williams y Ligier.

Gilles Villeneuve era un piloto que nunca se arrugaba en el mano a mano, lo cual le llevó también a tener bastantes accidentes y quedar fuera de carrera por exceso de ímpetu. Falleció en el circuito belga de Zolder en 1982, en un accidente durante la sesión de calificación, sin haber conseguido ser Campeón del Mundo, cosa que su hijo Jacques sí hizo en 1997. René Arnoux, por su parte, era un piloto rápido, pero que nunca consiguió el papel de primera figura (fue el escudero de Alain Prost en Renault, pero mantuvieron disputas internas), salvo un año de buenos resultados en Ferrari, siendo tercero en el campeonato de 1985. Estuvo 12 temporadas en la Fórmula Uno, consiguiendo 7 victorias y 18 pole positions.

Capturas

Enlaces de descarga (Megaupload)

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

Nota: Se trata de un archivo .rar en siete partes; una vez descargado completamente, con descomprimir una de ellas es suficiente. El vídeo es de calidad mejorable, pero la carrera está completa desde la vuelta de calentamiento hasta la celebración en el podio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s