Contacto: Renault Clio 1.2 TCE (parte 2)

Clio

Conducción

Una vez que arrancamos, nos damos cuenta de la suavidad del cambio.  Se trata de una caja de cambios manual de cinco velocidades con unos recorridos no demasiado cortos, pero de gran precisión, la posibilidad de error es mínima y su tacto es bastante bueno. El embrague no es muy sensible y no se nota tirón a la hora de cambiar de marcha y desembragar; no tiene un término medio y su recorrido es mediano. El freno sigue la línea de otros modelos de la marca, muy sensible, necesita muy poca presión para conseguir una frenada efectiva. La dirección asistida con endurecimiento progresivo hace que a baja velocidad sea muy blanda, lo cual es idóneo para callejear, que es su entorno natural.
Sigue leyendo