Homologación

¿Cómo puede un motor de 3 litros, 6 cilindros en línea, 2 turbocompresores y 306 Cv. mover un coche de 1.600 Kg consumiendo, de media, 8,4 l/100 Km.? Pues porque los fabricantes homologan consumos mediante pruebas que imitan a la realidad. Esto es así para que todos los vehículos hagan las mismas pruebas en las mismas circunstancias. Lo malo es que el ciclo de homologación de consumos lo regula una directiva con unas normas algo desfasadas, concretamente de 1980. Sigue leyendo