Schumacher y el Maserati Quattroporte

Al hilo de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, esta es una pequeña anécdota que ocurrió en la ceremonia de 2007. Michael Schumacher fue galardonado en aquel año y acudió a Oviedo en una visita relámpago. El día de la gala, se presentó en el Hotel de la Reconquista con su muer, Corina, en el coche que la Fundación Príncipe de Asturias puso a su disposición; en lugar de un Audi A8, como a todos los galardonados, un espectacular Maserati Quattroporte (que costó lo suyo alquilarlo). Después de la ceremonia y tras la cena oficial en el hotel, se marchó en dirección al Aeropuerto de Asturias, pero le dijo al chófer “esta vez conduzco yo” (más o menos); se puso al volante del sedán de Maserati y recorrió los 52 kilómetros que separan el centro de Oviedo de Santiago del Monte. Michael Schumacher, genio y figura.

Salón del Automóvil de Ginebra: las berlinas de lujo

Quattroporte GT S

Momento para hablar de las berlinas de representación. Pero este salón tan verde no ha mostrado muchos vehículos de esta clase (que, personalmente, me apasiona). Se dejaron ver por Ginebra novedades como el Infiniti M, una versión especial del Maserati Quattroporte o la berlina basada en el coche de los coches, el Bugatti 16 C Galibier. Sigue leyendo

Vehículos para ejecutivos

Estamos hartos ya de ver al típico ejecutivo en su cochazo con el móvil pegado a la oreja cuando su vehículo equipa tecnología bluetooth, pero esto lo dejaremos para otro momento. Centrémonos en los coches que compran. Sigue leyendo