2004, la Fórmula Uno llegó a la cima de la evolución: la historia

Seguro que recuerdas la temporada de Fórmula Uno 2004, antes del reinado de Fernando Alonso, con Michael Schumacher en Ferrari dominando abusivamente como si fuera de paseo (al estilo de Vettel este año, pero con menos emoción), el extraño y poco efectivo morro de morsa de Williams, el muy poco fiable Renault R24 (con la extraña disposición de los cilindros con la V en 72º) de Alonso y Trulli (sustituido por Villeneuve), sus salidas o el encontronazo con Ralf Schumacher en Mónaco, quien después tuvo un gravísimo accidente en Indianápolis con una severa lesión de espalda. Pero además esta temporada significó el culmen de la evolución en la Fórmula Uno, pues nunca un monoplaza fue tan rápido como en esa temporada. Sigue leyendo