La mítica persecución de Bullit

El pasado domingo falleció Peter Yates, director de cine que destacó, entre otros títulos, por la película de 1968 Bullit, un thriller recordado principalmetne por la que es considerada como la mejor escena de persecución de coches de la historia del cine. Steve McQueen, a los mandos de un Ford Mustang Fastback GT-390 persigue a dos asesinos a sueldo, en un Dodge Charger R/T, por las calles de San Francisco; el mejor detalle de la película es la ausencia de música durante la persecución para que el sonido de los V8 y sus neumáticos derrapando sean los protagonistas.